0 / 7
El streaming en redes sociales abre nuevas oportunidades para los negocios

El streaming en redes sociales abre nuevas oportunidades para los negocios

08 mayo 2019

Categoría: Social media

El vídeo lleva muchos años siendo protagonista en Internet. A fin de cuentas, Youtube se creó en 2005. Entonces, ¿por qué cada año parece ser el año del vídeo?

De forma continuada aparecen noticias que indican que el consumo de vídeo crece y que para las empresas supone una oportunidad de negocio que no pueden dejar escapar. Varios estudios coinciden en que el consumo de vídeo aumenta y que más del 80% del tráfico de Internet en 2020 será vídeo. Y en concreto, el vídeo en directo representará cada vez más una parte importante de ese consumo.

El vídeo en directo por Internet se está normalizando. Sirva como ejemplo que Youtube ha alcanzado un acuerdo para emitir en streaming la final de la UEFA Champions League este año.

Cualquier análisis de contenidos en las redes prueba esta prevalencia del vídeo. Es la tormenta perfecta entre mejor tecnología que beneficia tanto a creadores de contenido como a audiencias y mejor ancho de banda. Simplemente, cuando hay una pantalla de por medio, el vídeo nos engancha más que los textos y los audios, y eso es lo que las marcas tratan de aprovechar desde hace años.

La última tendencia en esta carrera por producir vídeo que acerque a las marcas a sus consumidores es el streaming, el vídeo en directo. Y, de nuevo, es una tecnología que existe desde hace años, pero ahora cada vez más usuarios lo pueden consumir sin fricciones, con sus móviles de última generación y sus planes de datos que no limitan las oportunidades de consumir vídeo a los momentos en que se dispone de wifi.

El streaming consigue más engagement

El streaming es una forma de vídeo que los usuarios perciben como más auténtica; el motivo es que humaniza a las marcas como un vídeo grabado y editado no puede hacerlo.

Entre los tipos de vídeo que más utilizan las marcas para su streaming están:

  • Behind-the-scenes: la sensación que produce a los usuarios es que son testigos privilegiados de cómo se filma el evento o campaña que se quiere promocionar.
  • Eventos: es una oportunidad enorme de llegar a muchas más personas de las que pueden asistir al evento presencialmente.
  • Tutoriales o demos de producto: el interés por el lanzamiento de productos aumenta cuando se puede comprobar en directo su funcionamiento.
  • Sesiones de preguntas y respuestas: la comunicación en directo favorece la agilidad de sesiones de preguntas y respuestas que resuelvan dudas.
  • Mostrar noticias según ocurren: muchos medios de comunicación, tanto tradicionales como nativos digitales, se han lanzado a aprovechar la popularización del vídeo en directo para narrar las noticias mientras están sucediendo (por ejemplo, elecciones, festivales de cine, etc.)

El vídeo en directo crea una conexión emocional con las audiencias que simplemente no es igualable por otras formas de comunicación digitales, incluyendo el vídeo grabado.

Cada vez son más las empresas que aprovechan el vídeo en directo para conectar con sus clientes, pero también con sus empleados, y no solo a través de redes sociales.

Es cierto que el incremento del engagement es el principal objetivo de las empresas que incluyen el streaming en su estrategia de marketing, pero lo que más les interesa es emocionar a audiencias independientemente de la plataforma y hacer los vídeos más accesibles para todos.

Comparte

El streaming en redes sociales abre nuevas oportunidades para los negocios