0 / 7
Sales hacking: cómo la automatización del proceso de ventas hace escalable el crecimiento

Sales hacking: cómo la automatización del proceso de ventas hace escalable el crecimiento

Vender es el punto clave esencial para la supervivencia de las empresas. Y no es fácil: la venta tradicional requiere tiempo y recursos, y tanto uno como otro son bienes escasos para las startups o las empresas que quieren crecer. Es en ese contexto cuando el sales hacking, especialmente mediante la automatización de procesos, ayuda a las empresas a acortar los plazos.

Podríamos decir que el sales hacking es el concepto de growth hacking aplicado a las ventas. El growth hacking es una disciplina que busca, con el mínimo gasto y esfuerzo posibles, incrementar de forma rápida y notoria el volumen de usuarios, o ingresos, o impactos, de nuestra empresa. 

Aplicado a las ventas y con la denominación de sales hacking, nos referimos a los métodos que agilizan la productividad y eficiencia de las ventas, permitiendo obtener más leads y vender más en poco tiempo y con poca inversión económica.

Automatización, la clave del sales hacking

Si pensamos en el funnel de conversión, el problema de la venta tradicional es cómo conseguir volumen, aunque tengamos claro quién es nuestro perfil de cliente y dónde encontrarlo. Pero, ¿y si pudiéramos automatizar esta primera parte? ¿Y si pudiéramos conseguir el email de nuestros potenciales clientes de una forma rápida y automatizada?

Una forma de conseguir leads es externalizar esta tarea a empresas especialistas, pero hay otro método, más rápido: el web scraping, programas de software que extraen información de sitios web, traduciendo la información de la pantalla en datos. Al rastrear páginas de Linkedin, de la competencia, eventos u otros sitios corporativos, el web scraping permite acabar obteniendo, en combinación con otras herramientas pensadas para combinar nombres y apellidos y generar emails con altas posibilidades de ser reales, el bien más preciado: el email de los potenciales clientes.

El envío del primer email, personalizado

Cuando, gracias a la automatización, conseguimos una lista de emails de clientes potenciales, es el momento de enviar un primer correo: en este caso sí que la recomendación es evitar plataformas de envío masivo, por el riesgo de acabar en la carpeta de spam. 

Para este paso también existen herramientas que ayudan a crear emails personalizados mediante el uso de plantillas y agregando campos desde celdas de hojas de cálculo, lo que permite enviar emails similares  en concepto pero personalizados con los campos de nombre, email o cargo de la persona a la que nos dirigimos.

El email debe aportar mucho valor y evitar el lenguaje y tono publicitario. Tengamos en cuenta que es un email que enviamos a alguien que no ha aceptado recibir comunicaciones de nuestra organización.

Cuando ya hemos conseguido los leads, entonces podemos pasar al siguiente paso, la consecución de la venta. Pero gracias al sales hacking y la automatización, conseguiremos muchos más leads con menos recursos y en menos tiempo, lo que acabará redundando en que el esfuerzo de ventas sea más fructífero.

Comparte

Sales hacking: cómo la automatización del proceso de ventas hace escalable el crecimiento