0 / 6

¿Qué es realmente el SEO? (I)

El SEO es uno de esos temas que todo el mundo dice conocer: como el fútbol, todos saben más que el entrenador del mejor equipo. Sin embargo, como es lógico no es tan sencillo: el SEO es una herramienta de marketing que funciona, pero requiere tener conocimientos en varias áreas y saber aplicarlos. Y esos conocimientos no se adquieren en un cursillo de 2 horas. Tampoco obtendrás esos conocimientos con este post. Pero sí intentaremos explicar en pocos minutos qué es realmente el SEO, de forma concisa y evitando equívocos.

Definición de SEO

SEO son las siglas de Search Engine Optimization (optimización para buscadores) y es un concepto bajo el que se engloban todas las técnicas de marketing que ayudan a conseguir que los buscadores encuentren e indexen las páginas de tu sitio web y que el buscador entienda en qué temas tu negocio tiene relevancia o es una autoridad, lo que aumenta las opciones de que tu sitio web aparezca en las páginas de resultados cuando los usuarios buscan algo relacionado con tu tema.

Esas técnicas se pueden clasificar en dos grupos: onsite y offsite. Es simple entenderlo, onsite es todo aquello que puedes hacer en tu propio sitio web para mejorar; offsite es todo lo que tienes que conseguir fuera. Dominar las técnicas onsite requiere disponer de uno o varios profesionales cualificados, ya sea in house, freelance o el departamento SEO de una agencia externa, por lo que implica una inversión en talento, tiempo y dinero. Pero es algo que puedes prever y controlar. La parte offsite es más compleja: para lograr buenos resultados, además del equipo que tengas, dependes de terceros, y la tasa de éxito puede variar mucho en función de tu sector.

En este primer post nos vamos a centrar en el trabajo onsite, ¿qué tareas debe realizar un SEO en el sitio web que debe posicionar para conseguir buenos resultados?

1. Trabajo técnico

El profesional SEO debe asegurarse de que facilita la correcta y rápida indexación de todo el contenido del sitio web mediante:

- La inclusión del archivo Robots.txt: un archivo que leen los buscadores al llegar al sitio web y que les indica qué contenido puede indexar y qué contenido no deben indexar.
- La creación de Sitemaps.xml: archivos siempre actualizados que contienen todas las URL del sitio web, además de información sobre las imágenes y los vídeos.
- La verificación de que el sitio web no utiliza, o utiliza lo menos posible, tecnologías que impiden la correcta indexación de los contenidos, como es el caso de Flash.
- La comprobación de que el CMS del sitio web está preparado para SEO, es decir, que evita por defecto los contenidos duplicados, ayuda a crear una buena estructura de URLs y tiene formas sencillas de editar y etiquetar todos los contenidos.
- La comprobación de que el tiempo de carga de la página no es excesivo y se ajusta o mejora los de los competidores.

2. Contenidos de calidad y keywords

En este post asumimos que tu negocio tiene una buena propuesta de valor para tus clientes; en caso contrario, lo siguiente no sirve. Pero aun con una buena propuesta de valor, eso no significa que sepas cómo comunicarlo, y que sepas cómo comunicarlo no significa que sepas cómo hacérselo entender a los buscadores. Para conseguir eso, que los buscadores entiendan de qué va tu página y en qué eres relevante, debes utilizar el mismo lenguaje con el que te van a buscar tus potenciales clientes (sus mismas palabras clave, no las tuyas o las de tu equipo de marketing) y debes hacerlo en determinados sitios de la página.

Con palabras clave que utilicen tus usuarios queremos decir, y sabemos que es una simplificación pero se entiende perfectamente, que si tienes una agencia de viajes no utilices como keyword "el viaje de tus sueños", sino "vuelos baratos". Queda claro, ¿no? Aun así, es cierto que dominar la investigación de palabras clave no siempre es sencillo, en determinados sectores la competencia es tan grande que tratar de posicionar para una palabra muy genérica es muy complicado. Así, si eres una marca de ropa, puede ser muy difícil posicionar para "vestidos"; probablemente es mejor que te concentres en intentar posicionar para "vestidos largos", "vestidos cortos", "vestidos negros", etc. Es lo que se conoce como long tail: palabras menos buscadas, pero por ello menos competidas; aunque cada una de ellas traiga poco tráfico, todas juntas pueden suponer mucho tráfico de calidad.

¿Dónde debes incluir esas palabras clave? Sin abusar, en los siguientes campos, que tu CMS debe permitir editar fácilmente:

  • Title
  • Metadescription
  • Encabezados
  • Texto de la página
  • Etiquetado de las imágenes
  • URL

Hasta aquí los básicos que todo directivo de marketing debe conocer sobre lo que puede exigir a la agencia de marketing o profesional SEO que se ocupe de optimizar su sitio web. En el próximo post contaremos las tácticas offsite para que tu sitio web gane relevancia y también hablaremos de las principales herramientas que puede utilizar un SEO en su trabajo diario.

Comparte

¿Qué es realmente el SEO? (I)