0 / 6

Google Analytics: 10 KPI claves para ecommerce

Cuando eres responsable de una tienda online, la analítica web es uno de tus mayores aliados. Y dentro de lo que son las herramientas de analítica web, el que tiene una mayor cuota de mercado es Google Analytics, en lo que influye mucho el hecho de que es gratuito y es de Google, pero también que es una herramienta muy completa.

Google Analytics te será tan útil como conocimientos tenga tu experto en analítica web. Porque, no te engañes, no le sacarás todo el partido a las mediciones que te facilita la analítica web si no tienes a un auténtico experto en el tema que se aplique a tu caso concreto. En Smartbrand somos expertos en e-commerce y en analítica web, así que estamos preparados para ayudarte a tomar decisiones más informadas para conseguir los objetivos de tu tienda online.

En este post vamos a detallar las 10 métricas clave para un e-commerce. Estos KPI son una buena base para tener en cuenta los aspectos más importantes para una tienda online, y esperamos que te sean útiles. Eso sí, algunos comentarios previos:

  • No están todas las que son, pero sí son todas las que están.
  • No te tomes este listado (ni ningún otro) al pie de la letra. Lo mismo hemos puesto 10 que podrían haber sido 9 o 11, y por otra parte según tu nicho de actividad puede que algunos sean más útiles que otros.
  • De forma intencionada no incluimos lo obvio: tráfico, tiempo medio por visita y tasa de rebote. Eso seguro que ya lo estás mirando ;)

Sin más rodeos, vamos con la lista de KPI para e-commerce:

  1. Tasa de conversión. Fundamental: ¿cuántas de las visitas que tiene tu tienda acaban con transacción? ¿Cuántas compras hay? La evolución en el tiempo de este KPI marca la salud de tu negocio.
  2. Valor medio por pedido. Es importante no olvidarse de esta métrica, porque por ejemplo puede ocurrir que las transacciones aumenten pero por el hecho de que los productos comprados sean de un precio reducido, los ingresos pueden ser menores. Este KPI te alertará de ello, y si lo complementas con un análisis a fondo de los productos comprados, mejor.
  3. Evolución de las fuentes de tráfico y su aportación a los ingresos. Muchas tiendas online tienen gran dependencia de tráfico de pago (PPC) y orgánico (SEO). Dependencia de los buscadores, en suma. Es bueno medir la evolución del peso de cada uno de los canales en tráfico y en ingresos, como paso previo a tratar de darle más peso a otras alternativas que reduzcan esa dependencia (email, por ejemplo).
  4. Conversiones por contribución. Puede que, por ejemplo, PPC sea el canal que genera más transacciones e ingresos. Pero gracias al informe de Google Analytics de conversiones por contribución puedes saber el peso de todos los canales (PPC, SEO, referidores, redes sociales, email, directo), no como paso final en la transacción, sino en los pasos anteriores. Y puedes descubrir que el peso del tráfico orgánico como canal de contribución es muy relevante, aunque luego el canal que se apunta la conversión es por ejemplo PPC. Seguir la evolución de los canales en su contribución a ventas te ayudará a entender mejor su aportación a tu negocio más allá de los ingresos que consiguen directamente cada uno de ellos.
  5. Pre-Funnel (parte 1): sesiones que ven producto. Medir la evolución en el tiempo de este KPI te permitirá saber si tu Home Page, landing pages y páginas de categorías cumplen mejor o no su objetivo principal: llevar sesiones a las fichas de producto.
  6. Pre-Funnel (parte 2): sesiones que añaden productos al carrito de la compra. Esta métrica te indica si las fichas de producto están consiguiendo que los usuarios añadan al carrito o no los productos que ven.
  7. Sesiones necesarias para la compra. ¿Cuántas sesiones son necesarias de media para conseguir una transacción? Seguir la evolución de este indicador es bueno para tomar decisiones. ¿Son muchas las sesiones necesarias para la compra? Puedes poner en marcha la optimización de conversiones y, por ejemplo, reforzar las llamadas a la acción o reforzar los mensajes de confianza en determinadas páginas.
  8. Comparación entre tráfico directo y tráfico orgánico. Con el not provided ha desaparecido la posibilidad de continuar midiendo el tráfico por keywords, pese al apaño que puede suponer el análisis de consultas que facilita Google Webmaster Tools. Y resulta complicado establecer una diferencia entre tráfico SEO branded y no branded, algo que es muy útil para conocer la salud de tu marca y para saber si estás bien posicionado en términos genéricos, más allá de lo que digan los rankings. Medir la evolución del tráfico directo y del tráfico orgánico de forma comparada puede dar pistas sobre la potencia del tráfico SEO no branded: ¿baja el tráfico directo pero sube el tráfico orgánico? Probablemente las keywords genéricas te están trayendo más tráfico, mientras que las keywords branded, en consonancia con la reducción del tráfico directo, habrán descendido. No es un KPI perfecto, pero sí una buena ayuda.
  9. Evolución de otras conversiones: Mide la evolución en el tiempo de otras conversiones más allá de la compra: solicitudes de información, descargas de documentos, suscripciones a la newsletter... Todo cuenta, todo suma.
  10. Todo lo anterior, en multidispositivo. Si tienes un e-commerce y has llegado hasta aquí en la lectura de este post, sabes de lo que estamos hablando: el aumento en los últimos 12 meses del uso de móvil y tablet para acceder a las tiendas online y comprar en ellas es, sencillamente, espectacular. Estamos hablando de un porcentaje del 40% de sesiones desde móvil en muchos sectores. Sabiendo que por definición la tasa de conversión es inferior en móvil que en escritorio, es esencial que midas cuánto, y que lo controles en el tiempo, para poder detectar puntos de fuga y áreas de mejora.

¿Neecesitas ayuda para configurar un dashboard que te permita tener estos KPI bien definidos en Google Analytics? Contacta con nosotros para que te ayudemos con tu tienda online.

Comparte

Google Analytics: 10 KPI claves para ecommerce